Cebolla Frita Crujiente - Recetas de cocina casera

Cebolla Frita Crujiente

25
Gracias por tu voto

[ad_1]

Cebolla Frita Crujiente



Cebolla Frita Crujiente. Sin motivo a dudas esta es una de las recetas que más me ha costado preparar. He probado a freír las cebollas con un montón de recetas distintas y nunca he conseguido que me queden como a mi me gustan.

A posteriori de probar de todo el único método que me ha funcionado es freír las cebollas como lo hacen en la India, allí lo llaman Birista y la preparan tanto con cebolla roja como con chalotas y es el método que yo empleo en esta récipe.

Pero tengo que proponer que ni los Indios se ponen de acuerdo en como hacer la cebolla frita crujiente porque algunos usan muy poco óleo (una décima parte del peso de la cebolla) y otros usan muchísimo óleo (el triple del peso de la cebolla). Algunos empiezan con el óleo en frío y otros con el óleo muy caliente. Algunos bajan el fuego al final y otros lo mantienen robusto todo el tiempo. Vamos un lío.

Yo luego de probar todas las opciones (con muchas de ellas solo se consigue cebolla caramelizada)  me he quedado con la que para mi es más fiable aunque requiere estar más de 20 minutos removiendo sin detener la cebolla y tener que usar asaz óleo (al final de la récipe te exposición qué usos puedes hacer de este óleo).

¿Te animas a preparar cebolla crujiente en casa? Pues ya sabes … a la cocina!!

INGREDIENTES para 100 gramos de cebolla crujiente:

  • 500 gramos de cebollas rojas (ver nota)
  • 750 ml de óleo para freír (ver nota)
  • sal fina

RECETA DE CEBOLLA FRITA:

  1. Pela las cebollas cortando los dos extremos y quitando la piel. Luego separa cada cebolla en dos dando un corte que vaya de extremo a extremo. A continuación corta cada medio en julianas y separa muy perfectamente todas las tiras para que no se queden pegadas unas con otras.
  2. Prepara una bandeja con papel de cocina absorbente. Es importante tenerla preparada de antemano ya que cuando empecemos a cocinar no dejaremos de remover la cebolla y cuando esté en su punto la tendremos que sacar rápidamente para que no se queme y no podremos entretenernos en prepara la bandeja. Pon a mano asimismo un escurridor donde quepa toda la cebolla una vez frita y un par de tenedores.
  3. Si usas una paila que sea perfectamente amplia y inscripción porque estaremos removiendo todo el tiempo la cebolla y no queremos llenarlo todo de óleo. Asimismo puedes usar una pote ancha de hormaza inscripción. Añade el óleo a la paila o a la pote y ponla a fuego robusto.
  4. Cuando el óleo esté caliente (a unos 170 grados centígrados) echaremos la cebolla pero ten en cuenta que como tiene mucha agua si la echas toda de patada empezará a cocer y puede incluso abundar la paila. Por eso es mejor echar un buen puñado, dejar que borbotee unos segundos, echar otro puñado y repetir hasta que esté toda la cebolla internamente pero con cuidado de que no rebose.
  5. Ahora hay que surtir el fuego robusto mientras remueves todo el tiempo con una espumadera (mejor metálica que la de plástico se derrite). Como mi vitrocerámica no es muy potente la puse a tope todo el tiempo y cuando eché toda la cebolla la temperatura del óleo bajó por debajo de 100 grados y luego fue recuperándose hasta alcanzar unos 120 grados centígrados más o menos al final del todo cuando la cebolla ya estaba dorada. Quizás con un fuego de gas o un placa de inducción tengas que controlar que la temperatura no suba demasiado.
  6. Mientras se hace la cebolla tienes que estar todo el tiempo removiéndola para que se haga por igual. Yo lo que hago es alborotar unas pocas con la espumadera y rotar la muñeca para ir dándoles la revés. No hace errata hacer gestos bruscos y así evitamos salpicaduras y quemaduras.
  7. Mientras la cebolla se va haciendo va perdiendo agua y ésta impide que suba demasiado la temperatura. Luego cuando la cebolla esté casi sequía y haya perdido todo el agua la temperatura del óleo subirá mucho más por lo que tendrás que estar muy irresoluto. El truco consiste en sacar la cebolla un poco antaño de que tenga el color dorado que buscas para la cebolla frita ya que fuera del fuego seguirá cocinándose y seguirá oscureciéndose. Si la dejas en el fuego hasta que esté perfectamente dorada luego fuera se podrá de un cobrizo negro y amargueará un poco. Y si te pasas de dorado luego quedará casi negra y tendrás que tirarla 🙁
  8. En mi caso en 25 minutos desde que eché la cebolla al fuego estaba nómina. Estate muy irresoluto del color de la cebolla y no dejes de remover. Y recuerda que unos segundos de diferencia pueden hacer que la cebolla se queme.
  9. Cuando la cebolla esté nómina (recuerda, un poco menos dorada de lo que te gustaría) sácala con la espumadera sobre el colador que teníamos preparado. Escurre muy perfectamente todo el óleo y luego pon la cebolla frita sobre la bandeja con el papel absorbente.
  10. Con los dos tenedores separa perfectamente la cebolla y repártela sobre la bandeja.
  11. Añade una pizca de sal fina sobre la cebolla para darle sabor y para que absorba parte de la humedad restante.
  12. Deja que escurra sobre el papel absorbente solo un par de minutos y luego pásala a un plato para que se enfríe. No la dejes más tiempo sobre el papel o se podrán pringosa con el óleo del mismo papel.
  13. Una vez fría ya la puedes usar o guardarla para otra ocasión (lee al final de la récipe). Y eso es todo … fuera de la cocina y a ingerir!!!

NOTAS:

  • Se puede preparar asimismo con cebollas blancas o chalotas pero no hagas menos de 500 gramos ya que luego se queda en tan solo unos 100 gramos de cebolla frita.
  • Puedes usar el óleo que prefieras. Los aceites vegetales de semillas (como el de tupinambo de sabor neutro) no enmascaran el sabor de la cebolla. Si usas óleo de oliva mejor que sea suave.

Como habrás trillado en la récipe la técnica es sencilla pero querida y lo peor es que hay que estar muy irresoluto de sacar la cebolla en el momento encajado porque se nos puede mosquear en muy pocos segundos si nos distraemos.

Así que quizás te parezca mucho trabajo si solo necesitas un poco de cebolla crujiente para seguir algún plato de vez en cuando pero la verdad es un capricho poder hacerla en casa y resulta mucho menos pesada (indigesta) que la que venden ya hecha.

Ten en cuenta que Cebollas Fritas como la de Mercadona llevan harina de trigo (gluten) entre sus ingredientes y se fríen en óleo de palma. Ne me extraña que luego caiga tan mal en el estomago y se lleve uno repitiéndolas todo el día.

Con esta récipe casera puedes tener tu propia cebolla crujiente sin gluten, sin óleo de palma y mucho más digestiva que la comprada 😉

Eso sí, no hagas menos de 500 gramos de cebollas ya que tras cocinarse y perder todo el agua se queda todo en unos 100 gramos solamente por lo que no te merece la pena preparar menos cantidad.

Adicionalmente la cebolla crujiente que te sobre la puedes meter en un recipiente hermético durante unos tres días. Asimismo puedes congelarla perfectamente repartida en una bolsa de congelación con pestillo tipo Zip e ir sacando la un poco cuando la necesites.

Por ejemplo viene maravilloso para complementar Hamburguesas o Sándwich como el que prepararemos el próximo día con nuestro Pollo Cajún (no te lo pierdas!!) o para preparar platos indios como el Biryani (un arroz riquísimo que veremos en breve).

Una última cosa. En la cocina India es muy habitual usar óleo en el que ya se ha cocinado poco previamente para así intensificar los sabores del plato. Los británicos, muy influenciados por la cocina india, llaman a este óleo «Seasoned Oil» o óleo sazonado y lo usan para preparar todo tipo de platos: Curry, Pollo Tikka Masala,…. Así que no tires el óleo luego de freír las cebollas. Puedes guardarlo en un rebotadura de cristal (perfectamente colado) en la congelador y usarlo cuando lo necesites. Aportarás un intenso sabor a cebolla frita en tus platos sin tener que usarla.

De momento eso es todo, pero te dejo con la récipe de Aros de Cebolla por si aún te quedan ganas de seguir cocinando cebollas 🙂

 

Un saludo cocina!!

 

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO!!

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Su texto personalizado © Copyright 2021. Todos los derechos reservados.
Close