Cómo hacer callos con garbanzos de bote

733
5/5 - (1 voto)

Para hacer los callos con garbanzos de bote, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 500 gramos de callos de ternera precocidos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1/2 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Comienza por picar la cebolla, los ajos, el pimiento verde y la zanahoria en trozos pequeños. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y sofríe la cebolla, los ajos y el pimiento verde hasta que estén dorados.

Añade los callos de ternera precocidos a la olla y remueve bien para que se mezclen con las verduras. Agrega la zanahoria, la hoja de laurel, el pimentón, el comino, la sal y la pimienta. Mezcla todo y deja cocinar a fuego medio durante unos 10 minutos.

Después de los 10 minutos, añade los garbanzos cocidos a la olla y mezcla bien. Si es necesario, puedes añadir un poco de agua para que los callos con garbanzos tengan la consistencia adecuada. Deja cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos más, removiendo de vez en cuando para que no se peguen.

Una vez que los callos con garbanzos estén bien cocidos y hayan adquirido todo el sabor de los ingredientes, retira la hoja de laurel y sirve caliente. Puedes acompañar este plato con un poco de pan crusty y disfrutar de su delicioso sabor.

¡Espero que disfrutes de esta receta de callos con garbanzos de bote! Es una opción perfecta para aquellos que quieran probar un plato tradicional español sin tener que utilizar los callos frescos. ¡Buen provecho!

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 500 gramos de callos de ternera cocidos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 litro de caldo de carne
  • 1 ramita de perejil
  • 3 patatas

Para preparar este delicioso plato de callos con garbanzos, primero debemos asegurarnos de tener todos los ingredientes a mano. Los garbanzos cocidos y los callos de ternera cocidos se pueden encontrar fácilmente en el supermercado. Además, necesitaremos una cebolla, dos dientes de ajo, un pimiento rojo, una zanahoria, un tomate, un chorizo y una morcilla para darle sabor al plato.
Para empezar, picaremos finamente la cebolla y los ajos y los añadiremos a una cazuela grande con un poco de aceite de oliva. Los cocinaremos a fuego medio hasta que estén dorados y fragantes. Luego, añadiremos el pimiento rojo y la zanahoria picados en trozos pequeños y los cocinaremos durante unos minutos más.
A continuación, agregaremos el tomate picado y la hoja de laurel, y cocinaremos hasta que el tomate se haya deshecho y haya liberado sus jugos. En este punto, es el momento de añadir el chorizo y la morcilla, cortados en rodajas, para darle un sabor ahumado y picante al plato.
Una vez que los ingredientes estén bien integrados, añadiremos los garbanzos cocidos y los callos de ternera cocidos a la cazuela. Añadiremos también la cucharadita de pimentón para darle un toque de color y sabor.
Luego, verteremos el caldo de carne en la cazuela y dejaremos que hierva a fuego lento durante al menos una hora para que los sabores se mezclen y los callos se ablanden aún más.
Mientras tanto, pelaremos las patatas y las cortaremos en trozos pequeños. Las añadiremos a la cazuela y las dejaremos cocer hasta que estén tiernas.
Finalmente, antes de servir, espolvorearemos un poco de perejil picado por encima para darle un toque de frescura al plato.
¡Y listo! Ya tenemos un delicioso plato de callos con garbanzos listo para disfrutar. Este plato es perfecto para los días fríos de invierno, ya que es reconfortante y lleno de sabor. Acompáñalo con un buen trozo de pan crujiente y disfruta de esta deliciosa receta tradicional.

Preparación:

1.En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio.

 

2.Pica la cebolla, los ajos, el pimiento rojo, la zanahoria y el tomate en trozos pequeños.

 

 

3.Añade las verduras picadas a la olla y cocínalas hasta que estén tiernas.

 

4.Corta el chorizo y la morcilla en rodajas y añádelos a la olla.

 

5.Después de unos minutos, agrega los callos de ternera cocidos y los garbanzos de bote. Añade la hoja de laurel, el pimentón, la sal y la pimienta al gusto.

 

6.Deja que todo se cocine a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Prueba y ajusta la sazón si es necesario.

 

 

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de unos deliciosos callos con garbanzos de bote sin tener que preocuparte por conseguir callos frescos. Esta receta es perfecta para una comida reconfortante en cualquier época del año. ¡Buen provecho!

Anécdotas e historia del plato

Los callos con garbanzos son un plato tradicional de la gastronomía española, especialmente popular en la región de Madrid. Esta receta se ha transmitido de generación en generación y ha sido adaptada a lo largo del tiempo para hacerla más accesible y fácil de preparar. La versión que te presentamos aquí utiliza callos de ternera cocidos en lugar de los callos frescos, lo que reduce considerablemente el tiempo de preparación y facilita la obtención de los ingredientes.

La clave para que los callos con garbanzos queden deliciosos está en la combinación de sabores y texturas. Las verduras picadas, como la cebolla, los ajos, el pimiento rojo y la zanahoria, aportan sabor y color al plato.

El chorizo y la morcilla, por su parte, añaden un toque ahumado y picante que contrasta perfectamente con la suavidad de los callos y los garbanzos.
El pimentón, la hoja de laurel, la sal y la pimienta son las especias que completan el perfil de sabores de este plato. Estos ingredientes se añaden al gusto, permitiendo ajustar la sazón según las preferencias personales. Es importante probar la preparación antes de servirla y hacer los ajustes necesarios para obtener el sabor deseado.

Una vez que los callos con garbanzos estén listos, se recomienda servirlos calientes para disfrutar plenamente de su sabor y textura. Este plato es perfecto para una comida reconfortante en cualquier época del año. Puedes acompañarlo con un buen vino tinto y un trozo de pan crujiente para completar la experiencia gastronómica.

En resumen, los callos con garbanzos de bote son una opción deliciosa y práctica para disfrutar de este plato tradicional sin complicaciones. Así que no dudes en probar esta receta y deleitarte con su sabor único. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Like 13
Close
Recetaspicuna© Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Close