Salteado de calabacín con gambas

1.5K
5/5 - (6 votos)

Calabacin con gambas

Calabacin con gambas

En esta ocasión: salteado de calabacín con gambas. ¡Bienvenidos amantes de la buena comida!, nos adentramos en el delicioso mundo de los sabores con esta receta que hará bailar tus papilas gustativas.

Ya sea que seas un fanático de las gambas o estés buscando opciones vegetarianas o veganas, este plato te sorprenderá por su sabor y versatilidad.

Así que prepárate para deleitarte con una combinación perfecta entre mar y tierra. ¡Vamos a descubrir cómo prepararlo juntos!

Para los amantes de las gambas:

Las gambas son un ingrediente muy versátil en la cocina. Su sabor delicado y su textura jugosa hacen que sean perfectas para combinar con diferentes ingredientes y crear platos llenos de sabor. En este caso, hemos elegido acompañarlas con calabacín, que le aporta frescura y un toque crujiente al salteado.

Opciones vegetarianas o veganas:

Si prefieres evitar los productos de origen animal, no te preocupes. Esta receta también puede adaptarse fácilmente a una versión vegetariana o vegana. Puedes sustituir las gambas por tofu o tempeh marinados en salsa de soja para obtener un resultado igualmente sabroso.

El salteado de calabacín con gambas es una preparación rápida y sencilla que se puede disfrutar como plato principal o como guarnición. Además, es ideal para aquellos días en los que buscas algo ligero pero nutritivo. ¡No pierdas la oportunidad de probarlo!

En el próximo apartado te daremos todos los detalles sobre los ingredientes necesarios y cómo preparar este exquisito plato. ¡Sigue leyendo!

Para los amantes de las gambas

amantes de las gambas

Si eres un verdadero amante de las gambas, seguramente estás siempre buscando nuevas formas de disfrutar este delicioso marisco. Las gambas son versátiles y se pueden preparar de muchas maneras diferentes, desde platos clásicos como la paella hasta opciones más modernas como los rolls o sushi.

Una opción que no puedes dejar pasar es el salteado de calabacín con gambas. Esta receta combina a la perfección la frescura y suavidad del calabacín con el sabor intenso y jugoso de las gambas. Es una combinación ganadora que te hará disfrutar cada bocado.

El salteado es una forma rápida y sencilla de cocinar, lo que lo convierte en una opción perfecta para cuando tienes poco tiempo pero no quieres renunciar al sabor. Además, esta receta es muy saludable ya que utiliza ingredientes naturales y bajos en grasa.

La clave para obtener un salteado perfecto está en utilizar ingredientes frescos y hacerlo a fuego alto para sellar los sabores rápidamente. Puedes añadirle tus especias favoritas o incluso agregar otros vegetales como champiñones o pimientos para darle aún más textura y sabor.

Preparar un salteado de calabacín con gambas es muy fácil. Solo necesitas cortar el calabacín en rodajas finas, pelar las gambas si prefieres sin cáscara (¡pero muchas personas también disfrutan chupándola!) Luego simplemente saltéalos juntos en un poco aceite caliente hasta que estén dorados por ambos lados.

Opciones vegetarianas o veganas

Opciones vegetarianas o veganas

Si eres amante de las gambas pero sigues una dieta vegetariana o vegana, no te preocupes, ¡también hay opciones deliciosas para ti! En lugar de utilizar gambas en este salteado de calabacín, puedes optar por ingredientes igualmente sabrosos y nutritivos.

Una opción vegetal muy popular es utilizar tofu marinado como sustituto de las gambas. El tofu absorbe los sabores y aderezos de manera excelente, dándole un sabor único al plato. También puedes incorporar proteína vegetal texturizada (PVT), que tiene una textura similar a la carne picada y puede tomar el sabor de los condimentos utilizados.

Para aquellos que prefieren eliminar completamente los productos animales de sus dietas, se pueden añadir champiñones en lugar de las gambas. Los champiñones tienen una textura carnosa y un sabor terroso que complementa maravillosamente al calabacín salteado.

Además, si buscas aumentar el contenido proteico del plato sin recurrir a fuentes animales, puedes agregar legumbres como garbanzos o lentejas cocidas. Estos alimentos son ricos en proteínas además contienen fibra y otros nutrientes beneficiosos para tu salud.

Las opciones vegetarianas o veganas ofrecen variedad e innovación culinaria sin comprometer el sabor ni la calidad nutricional del plato final. Experimenta con diferentes ingredientes según tus preferencias personales y descubre nuevas combinaciones llenas de sabor.

Calabacin salteado

Calabacin salteado

El salteado de calabacín con gambas es una deliciosa opción para aquellos amantes de los mariscos. La combinación de los sabores frescos y suculentos de las gambas, junto con la textura crujiente y ligera del calabacín, hace que este plato sea irresistible.

Si eres vegetariano o vegano, no te preocupes, también hay opciones para ti. Puedes sustituir las gambas por tofu o tempeh marinados en salsa de soja y añadir tus verduras favoritas al salteado. El resultado será igualmente sabroso y nutritivo.

La introducción de este plato es clave para resaltar el sabor único que se obtiene al combinar el dulce marisco con la suavidad del calabacín. Además, esta receta es muy fácil y rápida de preparar, lo que la convierte en una excelente opción para una cena entre semana o incluso como plato principal en ocasiones especiales.

En cuanto a los ingredientes necesarios para realizar este salteado, sólo necesitarás unas cuantas gambas frescas o descongeladas si no encuentras frescas. También necesitarás calabacines medianos cortados en rodajas finas, aceite de oliva virgen extra, ajos picados finamente y un poco de perejil fresco picado.

La preparación consiste simplemente en dorar ligeramente las gambas en el aceite caliente durante unos minutos hasta que estén rosadas por ambos lados. Luego se deben retirar y reservar mientras se saltea el calabacín junto con los ajos hasta que estén tiernos pero aún crujientes.

El tiempo total estimado para cocinar este exquisito plato es de unos 15 minutos.

Ingredientes Calabacin con gambas

El salteado de calabacín con gambas es una receta que se destaca por su sencillez y delicioso sabor. Para preparar este plato, necesitarás los siguientes ingredientes frescos y de calidad:

– Calabacines: Utiliza calabacines medianos o grandes para obtener suficiente cantidad para el salteado. Puedes cortarlos en rodajas finas o en cubos, según tu preferencia.

- Calabacines:

– Gambas: Opta por gambas frescas o congeladas, peladas y desvenadas. Las gambas le dan ese toque especial al plato, añadiendo un sabor marino exquisito.

Gambas

– Ajo: El ajo es imprescindible para potenciar los sabores en cualquier plato salteado. Pica finamente algunos dientes de ajo para agregar ese aroma característico.

Ajos

– Aceite de oliva: Utiliza aceite de oliva virgen extra para sofreír los ingredientes. Este tipo de aceite le dará un toque mediterráneo al salteado.

- Aceite de oliva

– Sal y pimienta: Condimenta el plato con sal y pimienta al gusto, ajustando la cantidad según tus preferencias personales.

Estos son los ingredientes básicos del salteado de calabacín con gambas, pero puedes agregar otros vegetales como cebolla, champiñones o pimientos para darle más variedad al plato. No dudes en experimentar e incorporar tus ingredientes favoritos.

Recuerda siempre elegir productos frescos y de temporada para obtener el mejor resultado final en tu preparación culinaria. Ahora que conocemos los principales ingredientes ¡vamos a cocinar!

 

Salteado de calabacín con gambas – Cocción

Cocción

La cocción es una parte fundamental en la preparación del salteado de calabacín con gambas. Es el momento en el que los ingredientes se combinan y se cocinan a fuego medio para obtener esa textura perfecta y ese sabor delicioso.

Para comenzar, asegúrate de tener todos los ingredientes listos antes de empezar a cocinar. Lava bien los calabacines y las gambas, y córtalos en trozos pequeños para que se cocinen uniformemente.

En una sartén grande o wok, añade un poco de aceite de oliva caliente. Agrega primero las gambas y saltéalas durante unos minutos hasta que estén rosadas y ligeramente doradas. Retíralas de la sartén y reserva.

A continuación, agrega los trozos de calabacín a la misma sartén. Cocina durante unos cinco minutos, removiendo constantemente para evitar que se peguen al fondo. Queremos que estén tiernos pero aún crujientes.

Una vez que los calabacines estén casi listos, vuelve a añadir las gambas a la sartén para combinar todos los sabores. Añade sal, pimienta u otras especias según tu gusto personal.

Continúa cocinando durante otros dos o tres minutos más hasta que todo esté bien caliente y mezclado. No queremos sobrecocinar las verduras ni las gambas, así que mantente atento/a al tiempo exacto necesario.

Cuando hayas terminado la cocción, retira la sartén del fuego y sirve tu salteado de calabacín con gambas inmediatamente mientras aún está caliente.

Sabor: la deliciosa combinación de calabacín y gambas

Sabor: la deliciosa combinación de calabacín y gambas

El sabor es uno de los aspectos más importantes al preparar cualquier plato, y el salteado de calabacín con gambas no es una excepción. Esta receta ofrece una mezcla increíblemente sabrosa que combina a la perfección el suave sabor del calabacín con el gusto intenso y jugoso de las gambas.

Al saltear los ingredientes en un poco de aceite, se crea una textura crujiente en el exterior del calabacín mientras que su interior se mantiene tierno. Las gambas, por otro lado, se cocinan rápidamente para preservar todo su sabor natural. La combinación resultante es simplemente irresistible.

Además del maravilloso equilibrio entre el dulzor del calabacín y la frescura de las gambas, este plato también permite jugar con diferentes condimentos y especias para potenciar aún más su sabor. Puedes añadir un toque picante con guindilla o pimentón ahumado, o agregar hierbas aromáticas como cilantro o perejil fresco para realzar los sabores naturales.

La versatilidad culinaria del salteado de calabacín con gambas también te permite experimentar según tus preferencias personales. Si eres amante de los sabores intensos, puedes aumentar la cantidad de especias y condimentos utilizados. Por otro lado, si prefieres algo más delicado, puedes optar por sazonarlo únicamente con sal y pimienta para resaltar los sabores originales sin abrumarlos.

Presentación

La presentación de un plato es fundamental para despertar el apetito y deleitar a nuestros comensales. En el caso del salteado de calabacín con gambas, podemos jugar con la creatividad y poner en práctica diferentes técnicas para lograr una presentación atractiva.

Una opción sencilla pero efectiva es colocar las gambas sobre una cama de calabacín salteado, decorando con algunas hojas frescas de perejil o cilantro. Esto le dará un toque de color al plato y resaltará los sabores principales.

Otra alternativa es utilizar pequeñas cazuelitas individuales para servir el salteado. Colocamos en cada cazuela una porción generosa del plato, asegurándonos de que tanto las gambas como los trozos de calabacín estén bien distribuidos. Podemos añadir un poco más de perejil picado por encima para realzar su aroma.

Si queremos sorprender aún más a nuestros invitados, podemos optar por presentar el salteado dentro del propio calabacín. Para ello, cortamos los extremos del calabacín y lo vaciamos cuidadosamente sin romperlo. Luego rellenamos con el salteado caliente y decoramos con unas cuantas gambas adicionales en la parte superior.

Recuerda que la presentación no solo se trata de cómo se ve el plato, sino también cómo se sirve. Asegúrate siempre de tener vajilla limpia y ordenada, emplatando con cuidado cada ración para lograr un resultado impecable.

Tiempo de cocción

El tiempo de cocción es un aspecto crucial al preparar un salteado de calabacín con gambas. Para lograr una textura perfecta en los ingredientes, es importante tener en cuenta el tiempo adecuado para cocinarlos.

En general, el calabacín y las gambas tienen tiempos de cocción diferentes debido a su naturaleza y tamaño. El calabacín tiende a cocinarse rápidamente y puede volverse blando si se cocina durante demasiado tiempo. Por otro lado, las gambas requieren menos tiempo de cocción para evitar que se vuelvan gomosas.

Se recomienda comenzar salteando primero el calabacín en un poco de aceite caliente durante aproximadamente 3-4 minutos hasta que esté tierno pero aún crujiente. Luego, agregue las gambas y revuelva constantemente durante otros 2-3 minutos hasta que cambien su color a un tono rosado brillante y estén completamente cocidas.

Es fundamental recordar que el tiempo exacto de cocción puede variar según la potencia del fuego utilizado y el tamaño de los ingredientes. Es mejor monitorear visualmente la apariencia del calabacín y las gambas mientras se cocinan para asegurarse de obtener la consistencia deseada.

Prestar atención al tiempo de cocción es clave para lograr un salteado perfecto de calabacín con gambas donde ambos ingredientes conserven su sabor fresco y textura adecuada. ¡Así podrás disfrutar plenamente del resultado final!

Instrucciones paso a paso

1. Comienza por lavar y cortar el calabacín en rodajas finas. Puedes dejar la piel si lo prefieres, ya que aporta un extra de textura y sabor.

2. En una sartén grande, añade un poco de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio-alto. Añade las gambas peladas y saltea durante unos minutos hasta que se vuelvan rosadas y estén cocidas por completo. Retíralas del fuego y reserva.

3. En la misma sartén, añade un poco más de aceite si es necesario y agrega las rodajas de calabacín. Cocina durante aproximadamente 5 minutos o hasta que estén tiernas pero aún crujientes.

4. Condimenta con sal, pimienta negra molida al gusto, así como cualquier otra especia o hierba aromática que desees agregar para realzar el sabor.

5. Si deseas darle un toque adicional de sabor, puedes incorporar algunos ajos picados o chiles rojos para añadir un poco de picante.

6. Remueve constantemente los ingredientes mientras se cocinan para evitar que se peguen o quemen en la base de la sartén.

7.Para finalizar, vuelve a agregar las gambas reservadas anteriormente a la sartén junto con el calabacín ya cocido. Vuelve a mezclar todo bien durante otro minuto más hasta asegurarte deque todos los sabores se han integrado completamente.

8.Sirve caliente como plato principal o acompañamiento.

Este de  Salteado de calabacín con gambas es ideal para aquellos días en los que quieres disfrutarde una comida saludable pero rápida. ¡Buen provecho!

Consejos y trucos

Aquí te presentamos algunos consejos y trucos que te ayudarán a preparar un delicioso salteado de calabacín con gambas. ¡Toma nota!

1. Elige calabacines frescos: Para obtener el mejor sabor y textura, opta por calabacines firmes y sin manchas. Si es posible, elige los de tamaño mediano ya que son más tiernos.

2. Pelar o no pelar: La piel del calabacín es comestible y contiene nutrientes, por lo que puedes dejarla si así lo prefieres. Sin embargo, si deseas una textura más suave en tu salteado, puedes pelarlo antes de cortarlo en rodajas o dados.

3. Controla la cocción: Es importante cocinar los ingredientes adecuadamente para evitar que se vuelvan blandos o pierdan su sabor original. Saltea las gambas solo hasta que estén rosadas y ligeramente doradas, evitando sobre cocinarlas para mantener su jugosidad.

4. Añade condimentos al gusto: Puedes experimentar con diferentes condimentos para realzar el sabor de tu salteado. Algunas opciones populares incluyen ajo picado, salsa de soja baja en sodio, jengibre rallado o chile rojo picante.

5. Combina sabores complementarios: Prueba agregar otros vegetales como champiñones rebanados o pimientos cortados en juliana para añadir variedad al plato. Estas combinaciones pueden crear una explosión de sabores increíbles.

6 . Sirve caliente: El salteado de calabacín con gambas sabe mejor cuando se sirve caliente. Disfrútalo como plato principal o como guarnicion.

Recetas similares

Si te encanta el salteado de calabacín con gambas, seguramente estarás buscando otras opciones culinarias que lleven estos deliciosos ingredientes. Afortunadamente, existen muchas recetas similares que puedes probar y disfrutar.

Una opción muy popular es el revuelto de calabacín con gambas. En esta receta, los ingredientes se mezclan en una sartén caliente y se cocinan hasta obtener una textura suave y sabrosa. El resultado es un plato lleno de sabor y fácil de preparar.

Otra alternativa deliciosa son los calabacines rellenos de gambas y champiñones. En esta receta, se vacían los calabacines y se rellenan con una mezcla irresistible de gambas picadas, champiñones salteados y otros condimentos. Luego, se hornean hasta que estén tiernos y dorados.

Si prefieres algo más ligero pero igualmente sabroso, puedes probar unos espaguetis de calabacín con gambas y champiñones. Esta versión baja en carbohidratos sustituye la pasta tradicional por tiras finas de calabacín crudo o ligeramente cocido al dente. Se combina con gambas salteadas en aceite de oliva junto a champiñones frescos para crear un plato saludable pero lleno de sabor.

Estas son solo algunas ideas para seguir disfrutando del exquisito matrimonio entre el calabacín y las gambas en diferentes presentaciones culinarias. ¡Explora tu creatividad en la cocina e inventa tus propias combinaciones!

En Conclusión

El salteado de calabacín con gambas es una opción deliciosa y saludable para aquellos que disfrutan de sabores frescos y texturas crujientes. Este plato versátil se adapta a diferentes preferencias dietéticas, ya sea como una opción vegetariana o vegana sin las gambas, o como un manjar irresistible con la adición de estos mariscos suculentos.

En cuanto a la preparación, es muy fácil de hacer. Solo necesitas unos pocos ingredientes simples y seguir algunos pasos sencillos. En poco tiempo podrás deleitarte con este sabroso platillo lleno de colorido y sabor.

El salteado resalta el sabor natural del calabacín al combinarlo con las jugosas gambas. La cocción rápida permite que los ingredientes se mantengan tiernos pero aún conserven su textura perfectamente crujiente.

Puedes presentar este plato como guarnición para acompañar carnes o aves, o incluso servirlo sobre arroz integral o fideos de trigo integral para convertirlo en un plato principal abundante y nutritivo.

Experimenta agregando tus propios toques personales a esta receta básica: añade más verduras variadas como zanahorias en juliana, pimientos rojos o brotes de soja; agrega especias adicionales para darle un toque picante; o incluso prueba otros tipos de mariscos si te apetece algo diferente.

En definitiva, el salteado de calabacín con gambas es una elección ideal cuando buscas una comida ligera pero llena de sabor. Disfruta explorando diferentes combinaciones y creando tu propia versión de este plato clásico. ¡Buen provecho! Abajo te dejo la receta de Salteado de calabacín con gambas para que la imprimas.

 

Salteado de calabacín con gambas

Salteado de calabacín con gambas

Prepara un delicioso salteado de calabacín con gambas, una receta saludable y llena de sabor. Con calabacín fresco, gambas jugosas y una mezcla de aromáticas especias, este plato es rápido de hacer y perfecto para una comida nutritiva.
Imprimir Pin Rate
Plato: Aperitivo, entrantes, Plato principal
Cocina: española
Keyword: Salteado de calabacín con gambas
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Tiempo total: 25 minutos
Raciones: 4 personas
Calorías: 175kcal
Cost: 8 euros

Ingredientes
 

  • 2 calabacines medianos, cortados en rodajas finas o en juliana.
  • 2 dientes de ajo, picados finamente.
  • 200 g de gambas peladas y desvenadas.
  • 1 cucharadita de jengibre fresco, rallado.
  • 1 pimiento rojo, cortado en tiras finas.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo (opcional).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Opcional: cilantro fresco picado para decorar.

Elaboración paso a paso

  • Enjuaga las rodajas de calabacín y las tiras de pimiento rojo. Prepara todos los ingredientes antes de comenzar a cocinar.
  • En un wok o sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto.
  • Agrega el ajo picado y el jengibre rallado al aceite caliente. Saltea durante unos segundos hasta que se vuelvan fragantes.
  • Añade las gambas peladas a la sartén. Cocina las gambas durante 2-3 minutos o hasta que se vuelvan rosadas y estén cocidas. Retira las gambas de la sartén y resérvalas.
  • En la misma sartén, agrega un poco más de aceite si es necesario y añade las rodajas de calabacín y las tiras de pimiento rojo. Saltea durante unos 3-4 minutos o hasta que las verduras estén tiernas pero aún crujientes.
  • Vuelve a incorporar las gambas cocidas a la sartén junto con las verduras.
  • Agrega la salsa de soja y, si lo deseas, el aceite de sésamo. Remueve bien para que todos los ingredientes se mezclen y se impregnen con los sabores.
  • Cocina durante otro minuto más para que los sabores se mezclen adecuadamente.
  • Prueba y ajusta la sazón con sal y pimienta según tus preferencias.
  • Retira del fuego y sirve el salteado en platos individuales. Si lo deseas, espolvorea cilantro fresco picado por encima para dar un toque de frescura y color.

Nutrition

Calorías: 175kcal
Valores nutricionales
Salteado de calabacín con gambas
Amount per Serving
Calorías
175
% Daily Value*
* Percent Daily Values are based on a 2000 calorie diet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Like 17
Close
Recetaspicuna© Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Close